14
- marzo
2018
Posted By : Rafael Marulanda
El Arte de Vivir

A veces cuando tratamos o se nos pide definir que es la vida, entramos en un momento de análisis y reflexión, trayendo primero los significados y teorías que hemos incorporado a lo largo de nuestra existencia.  Es a partir de esta información donde contextualizamos lo que hemos aprendido o escuchado acerca de lo que es vivir.  En caso de que fuéramos del entendimiento a niveles de comprensión comenzaríamos a sentir que la vida se plasma más allá de las teorías aprendidas, que el límite entre lo que hemos creído que es y lo que realmente es comienza a mostrarse de una forma clara y a la vez contundente.

Cuando miramos la vida de frente en esa actitud comprensiva, abierta y espontánea se da el inicio a derrumbar creencias, estructuras y paradigmas establecidos; nos volvemos realmente vulnerables al toque amoroso de la vida y se establece un compromiso conmigo mismo, donde comienzo a tomar consciencia de que yo mismo soy la vida.  Esto puede parecer al comienzo un poco confuso, pues, hemos estado acostumbrados a que nos digan desde afuera que debemos hacer y en este caso como debemos vivir.  En ese estado de consciencia me doy cuenta de que lo que he buscado afuera ya lo soy, se presenta entonces, una transformación que me muestra que el único responsable de cuidar eso que llamo vida soy yo.

Es a partir de ese momento de responsabilidad por cada uno de nosotros, lo que me dice que la Vida es un arte que como arte tenemos la posibilidad de encontrar una expresión de belleza, sensibilidad y creatividad posiblemente antes no vista.  El arte de vivir es reconocer y colocar en práctica los recursos internos que ayudan a preservar ese don que nos ha sido entregado, con el propósito de expresarlo en libertad en nuestro entorno.

Cuidar-me, Amar-me, Valorar-me, Aceptar-me, Sentir-me, Respetar-me hacen parte de esas herramientas que necesitamos volver a poner en práctica para recuperar el artista que tenemos adentro y que ayudara a pintar de una forma diferente los matices de una vida extraordinaria, sabia, llena de sentido, de propósito y de asombro por todo lo que hay alrededor.

Cuando comenzamos esa tarea de ser protagonistas de nuestra vida, y pasamos de estar en modo automático a un estado de mayor consciencia, las realidades creadas previamente desde el miedo y el temor se transforman en realidades de paz, abundancia y confianza.  Retomamos un amor profundo por lo que fluye y palpita en nuestro corazón, llamado vida.  El respeto por el otro en cualquier forma de manifestación: Humana, animal, planta y mineral se hace evidente porque sabemos que también hay vida en todo lo que nos rodea y que al cuidarlo estamos reflejando lo que estamos preservando en nosotros mismos.

Asumamos el rol de ser los artistas co-creadores de nuestra vida, de la mano de nuestros familiares, amigos, pareja, hijos, vecinos, comunidad, desconocidos para así poder construir ese mundo que tanto hemos anhelado lleno VIDA, paz, respeto y amor.

Comments

  • Cordial saludo,

    Muy inspiradoras las publicaciones compartidas, gracias !!

    Me gustaría tener información sobre la ceremonia del yage.

    Gracias!

    • Rafael Marulanda

      mayo 9, 2018 at 1:14 pm

      Cordial saludo, Paulita: Muchas gracias por tus bellas palabras… nuestras publicaciones son todas inspiradas desde el amor.
      Gracias por tu interés en las ceremonias de Yage. Te quiero contar que la próxima ceremonia es el 9 de junio y la preparación inicia a partir de hoy 9 de mayo. En el siguiente enlace podrás ver el documento que explica todo sobre el yage. Abrazos y bendiciones!
      http://www.rafaelmarulanda.com/wp-content/uploads/2018/05/yage.pdf

Deja un comentario

diecinueve + 15 =